abril 29, 2007

Meter las patas

Bueno, ayer las metí ... prejuicios, incompetencias?? finalmente, las metí igual ... cierto amiga?

Las disculpas no siempre vienen al caso, ni reparan el daño ... ya bien he aprendido de eso con tantos costalazos .... pero me hice el loco con toda nuestra situación y pasé de largo .... y me di cuenta, con tu ayuda, cuando ya tenía los pies en el barro ...

.... gracias por darme otra chance aunque me tenga todavía en un rincón castigado (hasta cuándo??) ... que seamos tannnnn distintossss no lo veo como un problema en si, al contrario ... y tu? cómo lo ves??

2 comentarios:

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

Cristián todos metemos las patas de una u otra manera, lo importante es darse cuenta, lo que es muy valorable en tu persona. Lo opuesto se atrae creo que este versito tiene un amplio significado y yo no le veo ningún problema, espero que esa persona no lo encuentre y se de cuenta que las diferencias hacen más entretenido, enigmático e interesante nuestro vivir.
Muchos saludos

Cristián Gómez dijo...

Hola Beatriz, gracias por lo que dices

concuerdo, meter las patas es parte de la vida en cada momento ... si no lo vemos puede ser un síntoma de que caminamos ciegos al escuchar de los otros, o que definitivamente no nos importa ... se requiere algún corage para aceptar una "equivocación" y mostrarnos como un ser que no es "perfecto" ... lo vivimos como si perdiéramos algo muy importante al asumirlo ... será nuestro auto juicio positivo? temor al rechazo?

.... he aprendido que más se pierde al hacerse el leso:

a) uno pierda la oportunidad de sensibilizarse y aprender (y en algunos casos a mirarse al espejo y verse íntegro en todo sentido)

b) y también se pierde la oportunidad de reparar el daño en el otro ... emocional o del tipo que fuere ....

he aprendido que las disculpas, cuando son sinceras ayudan a sanar, y a veces pueden reconstruir totalmente una relación y fortalecerla, pues se genera aprendizaje de convivencia armoniosa ... pero no siempre resuelven la situación ... sobre todo cuando son tardías o a medias (o el daño ha sido monstruoso)

un saludo
Cristián