junio 22, 2007

El dinero no es el problema

Aspiramos a ser un país desarrollado, y hablamos del PIB como el gran indicador que nos dice lo bien o mal encaminados que vamos a un sistema de mayor calidad de vida (la gran torta a repartirnos .... mientras más crece, todo estaremos mejor, esas es la gran promesa). Aspiramos a un mayor acceso a bienes y servicios, oferta que se ve diversificada con la globalización y el cambio continuo en los negocios. Todos queremos dinero para ser felices, porque con dinero se compran alimentos, salud, educación, bienes raíces y las mas variadas y distintas condiciones de satisfacción, entre otras llamativas, el status social.

¿Quien podría ser un arquetipo del bienestar que soñamos (nótese la autonegación implícita de esa posibilidad en el presente, y el codicionamiento al momento futuro del bienestar)?

El hombre más rico del mundo. Bill Gates.

Bueno, yo no me imagino a Bill Gates portando en su billetera los miles de millones de dólares que tiene a su haber. Pregunta técnica: ¿Tiene todas esas lucas en el bolsillo del pantalón?


¿y quiere cargar todas esas lucas? ¿podría, por ejemplo, gastarlas en un día? ¿con qué fin podría hacer eso? ¿necesita 100.000 mercedes benz último modelo? ¿o si yo tuviera esas lucas podría comerme infinitos chocolates?

.... ¿o lo que le seduce es la vida en la abundacia del paraíso .... en la confianza de la disponibilidad de los "bienes y servicios" que quiere en cada momento? Eso es la idealización de estirar la mano y sacar la naranja que cuelga de un árbol, o de lanzar semillas confiando en que tarde o temprano regresaran sus brotes como ricos alimentos.

El problema no es el dinero ... el problema es que dejamos de confiar en el mundo natural, y surgió en nosotros el deseo de controlarlo y apropiarnos de éste. Hemos sido el único animal con esta capacidad. Podemos ser también el primero capaz de superar esta gran trampa.

Curiosamente, en el momento en que quisimos vivir "asegurando nuestra comodidad", abandonamos el paraíso que es este planeta, y el mundo lo convertimos, literalmente, en un campo de batalla.

Como dice el maestro "la historia de la humanidad, es la historia de sus deseos" .... cambiemos la historia ... el dinero no es el paraíso.

2 comentarios:

umatana dijo...

clarito, hermoso y clarito como el agua, ya me pondré a hacer chocolates...

yo creo que nos programaron primero para tener necesidades y luego para satisfacerlas comprando... el mejor ejercicio para ir aprendiendo el desprendimiento?...

apagar la tele, practicar el slow food, dejar los químicos y aprender las bondader de las hierbas, dejar de fomentar la matanza de animales, abrazar un árbol, disfrutar la lluvia en tu cara, caminar entre las hojas, escuchar las olas, cosechar, plantar, regar dia a dia el entorno hermoso que queremos tener para vivir, ufff que me extiendo, es tan compartida tu mirada

un abrazo libre para ti precioso
tu Umi :)

Cristián Gómez dijo...

huyyyy pero que buena receta

me gustó mucho bonita :)

tomaré de tu propio chocolate entonces ;)

un beso
Cg